Continuamos con el reto de pintura de la Herejía de Horus. Esta vez le toca el turno al héroe de los Ángeles Sangrientos. Si recordáis, está miniatura pertenece a los Portadores de la Palabra “en teoría”. Le hemos dado un nuevo aire, pintándolo en color negro y añadiéndole el número de la legión para adaptarlo a lo que queremos.

Como hemos comentado en artículos pasados, el aerógrafo nos ayuda a ganar mucha velocidad pintando:

Al Negro se le ha añadido colores azulados, que le dan algo más de vida y no queda tan soso. El eje principal del ejército será el rojo, negro y plateado, por lo que son los principales colores del Chaplain.

En este caso, como veis se pintó todo de golpe excepto la cabeza y un brazo que se hicieron por separado. A la maza se le ha intentado dar un aspecto envejecido para representar que se trata de alguna reliquia de la Legión. Finalmente el resultado final es el siguiente:

Tras añadirle un poco de polvo a los bajos de la capa y los pies, creemos que ha quedado una miniatura bastante resultona. ¡Pronto os enseñaremos más cosas que tenemos en camino!